¿Qué es ser creativo?¿Se puede ser creativo a todas las edades?¿Por qué al ir haciéndonos adultos “perdemos” la necesidad de crear? ¿Podemos decir que caduca la creatividad con la edad?

Según la RAE, la creatividad es la facultad de crear o la capacidad de creación. El término creatividad procede de la palabra latina “creare”, emparentada con “crecere”, que significa crecer. Creatividad es crear de la nada.
Los psicólogos, docentes, pedagogos,… dan infinidad de definiciones según el punto de vista en que se centren. En definitiva, podemos definir a la creatividad como la capacidad para producir nuevas ideas.
Hay todo un proceso mental muy complejo implicado en la creatividad en el que entran en juego las siguientes características:

  • Pensamiento imaginativo o lateral: es la capacidad de ver las cosas de distintas formas, de
    resolver problemas, acertijos,…de distinta manera.
  • Audacia: se buscan nuevas experiencias en lugar de seguir la corriente, se tolera la ambigüedad y el riesgo.
  • Motivación intrínseca: las personas creativas se centran en el placer y el desafío intrínseco de su trabajo.
  • Tolerancia a la frustración: no tiran la toalla ante los fracasos.
  • Un entorno creativo: facilita y refuerza las creaciones, el pensamiento lateral,…

Todas estas características las poseemos en mayor o menor medida cuando somos niños y niñas, pero conforme nos vamos haciendo mayores y entran en juego la educación, los valores, las convicciones sociales, las responsabilidades,… desaparecen o se atenúan hasta llegar a convertirnos en unos adultos que, en la mayoría de los casos, no tienen interés por inventar, por aventurarse en mundos desconocidos, por dibujar, por construir barcos con Lego,…

La escuela se está dando cuenta de que hay que dejar que los niños piensen de distinta forma, que coloreen cielos marrones y árboles violetas, que den soluciones distintas a diversos enigmas, lleguen a la solución de un problema usando otros caminos distintos al establecido por las profesoras/es, les proporcionan situaciones discrepantes o inconsistentes para que piensen.

Si fomentamos esto, tanto en la escuela como en casa, el día de mañana obtendremos adultos con una mayor capacidad para afrontar los problemas del día a día; se adaptarán mejor a situaciones imprevistas; tolerarán mejor la frustración ante los fracasos; podrán disfrutar de actividades creativas, artísticas,…

¿Se puede recuperar la creatividad?

Pero, ¿y si no hemos crecido en un entorno adecuado y ya nos hemos convertido en adultos que apenas sabemos hacerle un dibujo a nuestra niña para que lo coloree? No debemos preocuparnos, ya que cualquiera puede volver a dibujar esos comics que hacía en la libreta mientras intentaba estudiar. Basta con ponerse manos a la obra y recuperar aquellas actividades con las que disfrutábamos o probar con otras nuevas.
Hay numerosos ejemplos en la historia de personas que crearon siendo ya adultos, o sea ejemplo de que no caduca la creatividad:

  • Leonardo da Vinci, que pintó La Última Cena a los 46 años y que ya había superado el
    medio siglo cuando comenzó a trabajar en La Gioconda.
  • Frank McCourt tenía 66 años cuando decidió escribir Las cenizas de Ángela.

Un ejemplo de pensamiento creativo es lo que escuché preguntarle una cría de ocho años a su madre: “Mami, si el fuego no puede existir sin oxígeno, ¿cómo puede existir el Sol si es de fuego y en el espacio no hay oxígeno?”. Mi pregunta es: ¿Por qué de adultos no nos seguimos haciendo esta clase de preguntas?¿Será que lo que perdemos de mayores es la curiosidad y que la creatividad sigue ahí esperando a que le dediquemos algo de tiempo?

Recomendaciones para fomentar la creatividad

Hay multitud de actividades que se pueden hacer para fomentar la creatividad a cualquier edad. Os dejamos algunos libros que te ayudaran a comprender que es necesario un ambiente propicio para que la creatividad fluya:

Libros:

Educar con 3 ces: capacidades, competencias y corazón de Mar Romera

Libro Educar con 3 ces

 

 

 

El camino del artista para los padres: ayuda a tus hijos a descubrir su creatividad con el metodo que usan los grandes creadores de Julia Cameron
El elemento de Ken Robinson


Juegos:
Inventa Kit, Kibo Robot, Kibo space, Makey Makey, Lego…


Y lo más importante de todo es que no olvides que la imaginación es innata y no caduca la creatividad son innatas, sólo tienes que buscar un poco dentro de ti para reencontrarlas y ya verás cómo vuelven a salir!

Tamaño de Fuente
Colores