Dicen que en las situaciones límite aflora lo mejor y lo peor de cada persona. En estos momentos históricos e histéricos que nos ha tocado vivir, efectivamente estamos viendo todo tipo de casos. Pero los más llamativos o con los que debemos quedarnos son el sin fin de situaciones que estamos viendo, donde la solidaridad para con los demás es la tónica general.

Hemos visto vecinos jóvenes que se ofrecen a hacerles la compra a los vecinos que no pueden ni deben salir de sus domicilios por ser personas de alto riesgo. También grupos que se unen para ofrecerse a ayudar a los demás en todos los sentidos, desde ir a la farmacia, hasta ofrecerles un plato de comida a sus vecinos. El sentido de comunidad y vecindad se está fortaleciendo y eso nos hace sentirnos orgullosos de pertenecer a una sociedad llena de solidaridad. El hecho de que el que pueda ayudar a los demás, lo esté haciendo, es una característica propia del ser humano y que está saliendo a flote gracias a esta crisis sanitaria tan terrible.

Por otro lado, también hemos visto cómo el miedo se apodera de muchas personas que casi saquean los supermercados, a pesar de que las autoridades no dejan de remarcar que no se producirá desabastecimiento. Esperemos que toda esta histeria por el papel higiénico, la pasta y el arroz, se pase pronto, cuando veamos que podemos seguir comprando verdura, fruta y pescado. Quizás ahora más que nunca, hay que cuidar nuestra alimentación y seguir haciendo nuestra rica dieta mediterránea que tantos beneficios nos aporta.

Siguiendo con esas muestras de solidaridad ante el coronavirus, queremos hacer incapié en la labor de todo el personal sanitario que están echando horas sin parar para cuidar de todos los enfermos tal y como siempre han hecho. Gracias!

Pero también nos parece de justicia agradecer otros muchos trabajos que, quizás no sean tan aparentes como los sanitarios, pero que son igualmente importantes: el personal de supermercado estos días se han convertido en auténticos héroes intentando controlar, abastecer y satisfacer a todos los que hemos acudido en masa a sus establecimientos. El personal de logística en general, esos camioneros que no tienen ni áreas de servicio donde parar a comer caliente o darse una ducha. Personal de limpieza y desinfección. No queremos hacer una lista cerrada de profesiones que se están jugando el tipo literalmente por los demás, sólo queremos agradecérselo. Por ello, nos unimos desde Quiero Un Abuelo a esos aplausos que se hacen todos los días para simplemente dar las gracias!

Y dicho todo esto, como sabemos que nos leen muchas personas mayores, queremos deciros que estamos con vosotros. Que sepáis que sois la razón y motivación por los que muchos nos quedamos en casa, porque os queremos sanos y fuertes para que podáis seguir contando historias a vuestros nietos y seguir aportando vuestra experiencia a nuestras vidas. Desde aquí nuestro ánimo a todos para pasar estos días de encierro lo mejor posible y no perder nunca los ánimos.

Cualquier cosa en la que os podamos ayudar no dudéis en comunicárnoslo, bien por email o en nuestro wasap.

Tamaño de Fuente
Colores